‘Star trek’: ¡Dios mío, está lleno de humanoides!

Varias razas extraterrestres de 'Star trek'.

En el universo de Star trek predominan los humanoides. Andorianos, cardasianos, klingons, romulanos, vulcanos, telaritas, ferengis, bajoranos y otras muchas especies se diferencian físicamente de nosotros en que tienen la piel de otro color, antenas, crestas, orejas en punta o enormes, nariz de cerdo o protuberancias nasales… Tan poca diversidad real choca contra la lógica en una galaxia tan densamente poblada como la creada por Gene Roddenberry, donde la evolución en mundos diferentes tenía que haberse plasmado en una biodiversidad inteligente no dominada por los humanoides.

Esa anormalidad tiene, sin embargo, su explicación lógica, como descubre el capitan Jean-Luc Picard en el vigésimo episodio de la sexta temporada de Star trek. La nueva generación. En La caza, cardasianos, humanos, klingons y romulanos compiten por resolver un rompecabezas genético cuya solución les sorprende: descubren que son parientes, que todos ellos descienden de una primigenia especie humanoide que sembró de vida preprogramada el sector de la galaxia. Una buena solución para hacer más creíble tal abundancia de primates inteligentes hijos de planetas diferentes.

En el mundo real, quienes desde 1947 dicen haber entrado en contacto personal con seres extraterrestres nos los han presentado casi siempre como humanoides, guapos los buenos y feos los malos, preferentemente. Como en el caso de Star trek, resulta ilógico tanto humanoide suelto por ahí. Los humanos somos físicamente como somos por nuestra historia evolutiva, irrepetible en otro mundo. De ahí que el enorme parecido de los tripulantes de los platillos volantes sea una demostración más de que su origen está en la Tierra, en nuestra mente, como el del señor Spock.

Varias razas extraterrestres de 'Star trek'.