Arqueólogos afirman que Stonehenge fue durante 500 años el cementerio de una dinastía neolítica

Stonehenge. Foto: NGC.

Un estudio dirigido por el arqueólogo Michael Parker Pearson, de la Universidad de Sheffield, ha revelado que Stonehenge fue un cementerio desde 3000 antes de Cristo (aC) y durante unos 500 años, cuando hasta ahora sólo había constancia de enterramientos entre 2700 aC y 2600 aC. Los investigadores añaden que todos los enterrados allí son miembros de una dinastía de líderes tribales del Neolítico, según ha informado la Sociedad Geográfica Nacional, que ha patrocinado las excavaciones.

Esta investigación ha sido la primera en la cual se han sometido a la prueba del carbono 14 restos desenterrados en las inmediaciones del monumento megalítico británico. Los más antiguos -una pequeña pila de huesos y dientes- datan de entre 3030 aC y 2880 aC; los más recientes corresponden a una mujer de unos 25 años, incinerada y sepultada entre 2570 aC y 2340 aC, época cuando se cree que se colocaron las primeras grandes piedras. “Stonehenge fue utilizado como cementerio desde su construcción hasta su abandono final, alrededor de la mitad del tercer milenio aC. Los restos de cremaciones de la época en la que se construyó son sólo una parte de los encontrados y pertenecerían a este periodo tardío, demostrando que el lugar fue un sitio reservado a los muertos mucho más tiempo del que se creía”, ha explicado Parker Pearson.

Restos desenterrados por el equipo de Parker Pearson. Foto: NGC.Los investigadores calculan que unos 240 cuerpos fueron incinerados y enterrados en el lugar durante los 500 años que se usó como cementerio, y creen que no se trataba de personas cualquiera. El antropólogo Andrew Chamberlain, también de la Universidad de Sheffield, ha asegurado que el equipo tiene pruebas de que los restos corresponden a una única familia perteneciente a la élite de la época y a sus descendientes, un linaje de gobernantes prehistóricos. “Es muy difícil pensar que la gente corriente fuese enterrada en Stonehenge. Más bien todo apunta a la existencia de una élite. Así, los jefes de una tribu del Neolítico no sólo serían los responsables de erigir el monumento, sino que también fueron enterrados allí”, apostilla Parker Pearson. Habrá que ver las pruebas que presentan los autores de los hallazgos en apoyo de esta afirmación.

National Geographic Channel estrenará el domingo a las 21.00 horas el documental Las claves de Stonehenge, que da cuenta de éstos y otros hallazgos.