‘Año Cero’ publica el descubrimiento definitivo

El cabalista y experto en gematría -numerología hebraica- Jaime Villarrubia ha hecho un hallazgo excepcional. Ha descubierto la clave del código secreto de la Historia, al que Año Cero dedica este mes cinco merecidas páginas. Y es que habrá un antes y un después de la publicación de este humilde reportaje. ¿No se lo creen? Pues lean la explicación que da en la revista Román Ribera, que pasará a la historia de la divulgación científica como un maestro:

“La Historia se repite. Según el descubridor del fenómeno, el cabalista Jaime Villarrubia, se trataría de la ley del karma colectivo de la Humanidad. Él la denomina ley del retorno y se apoya en el supuesto de que en algún momento de 1891 la flecha temporal se disparó hacia atrás con un factor de aceleración 187/13. En otras palabras, cada 14,385 años (resultado de dividir 187/13) anteriores a 1891, retornan, comprimidos y con su carga de información y memoria histórica, en cada año transcurrido posteriormente. En su complejo estudio, cuyo método hemos explicado de forma meramente superficial, Villarrubia encontró 210 correspondencias históricas que avalarían su tesis. Si el cabalistae stá en lo cierto, podrían preverse determinados acontecimientos, pues no serían más que sucesos ya ocurridos en el pasado y que se repiten en el futuro, pero con otro contexto, actores principales y circunstancias.

Las derivaciones filosóficas del hallazgo son espeluznantes, pues supondría la no existencia del libre albedrío, sino de una inteligencia superior que estaría dirigiendo el devenir histórico de nuestro mundo. Así, la clave para dilucidar el secreto de la existencia se encontraría en los números”.

Sobrecoge, realmente, la trascendencia del descubrimiento, a cuyo autor -que ha encontrado el reflejo del 11-S en la destruccion de la basílica de Nicomedia por Diocleciano en 303- me imagino recibiendo el Nobel en un par de años. Si no, den tiempo al tiempo, que diría Enrique de Vicente, director de Año Cero y ejemplo de rigor periodístico donde los haya. Como se advierte en la revista, Villarrubia puede “haber hallado la ecuación matemática que permitiría penetrar en el sistema operativo del Creador y profetizar acontecimientos futuros”. ¿Será Dios una especie de Bill Gates?