El ‘rarólogo’ y “el autor español más comprometido con la verdad”

Reírse es sano. Mucho. Por eso, quiero compartir con ustedes dos gracias -una voluntaria y otra no- que otros tantos colegas me han hecho llegar y que están protagonizadas -una voluntariamente y otra no- por dos vendedores de misterios españoles.De la primera, tuve noticia el jueves gracias a César Coca, vecino de Divergencias. Me llamó a media tarde y me preguntó: “¿A qué no sabes quién es «el autor español más comprometido con la verdad»?”. Le dije que no, que no lo sabía; pero en ese momento me acordé de una conversación que habíamos tenido el día anterior a raíz de la información editorial sobre un nuevo libro conspiranoico firmado por Bruno Cardeñosa. Así que decidí tirarme a la piscina y respondí: “¿Bruno Cardeñosa?”. Acerté. En la contraportada de El Gobierno invisible, que acaba de llegar a las librerías, la editorial Espejo de Tinta presenta a este ufólogo gallego como “el autor español más comprometido con la verdad”.

No sé a ustedes, pero a mí me parece que el redactor de esas líneas se ha confundido de preposición porque decir que está comprometido con la verdad un individuo que, entre otras cosas, ha convertido ataques de perros asilvestrados a ganado en apariciones del chupacabras; ha vendido como un hecho real la leyenda urbana según la cual en una secuencia de la película Tres hombres y un bebé (1987) aparece un fantasma; afirma que el Yeti y otros homínidos de ficción son eslabones de nuestra evolución que “permanecen aún vivos sobre la faz de la Tierra, esperando el momento en que la ciencia se ocupe de ellos”; y que contra el Pentágono no se estrelló ningún avión el 11-S. Cardeñosa parece comprometido, sí; pero no con la verda, sino más bien contra ella.

Iñaki Juez, colega de El Correo Digital, me dio el miércoles un ejemplar de la propaganda que la marca otegifílica Galdakaoko Abertzale Sozialistak repartió en ese pueblo vizcaíno durante la campaña de las pasadas elecciones municipales. No le habían llamado la atención los lemas políticos, sino el hecho de que apareciera Iker Jiménez, al pie de cuya foto se lee rarólogo. La castiza descripción de la actividad de la estrella paranormal de Cuatro -no me explico que a nadie se le haya ocurrido antes- se completaba con un texto presentado como si fuera dicho por él: “Hablando de misterios: ¿qué se esconde detrás de 25 años de victorias electorales del PNV en Galdakao? No lo sé, se dice que podría ganar hasta con el espectro de Jesús Gil como candidato. Junto con el astronauta fantasma y el PRI de México, son las grandes preguntas del esoterismo actual”.

Galdakaoko Abertzale Sozialistak considera un misterio digno de Iker Jiménez las continuas victorias del PNV en su pueblo.